Los Poemas de la Locura

En qué consiste la locura (alteración profunda de las facultades mentales), dónde está el lí­mite, quién la sufre y quién la reprime. Descuidar tu higiene personal durante años, hasta el punto de tener las uñas más largas de todo el romanticismo europeo. Tener un piano con varias cuerdas arrancadas, y sentarte sobre él durante tardes enteras, a veces dí­as, tocando invariablemente las mismas notas. Alejarte del mundo que conoces y donde eres conocido, para vivir en la habitación de un carpintero llamado Zimmer (habitación) durante treinta años, hasta tu muerte, sin querer saber nada de nadie. Encerrado, tomando medio litro de buen vino al dí­a y estudiando la filosofí­a de tus contemporáneos (Kant, Schiller…). Tratar a todo el que se te acerque de majestad e ilustrí­sima, despreciar un creciente interés social sobre tu obra, sobre Hiperión. Olvidar los sinsabores de tu pasado y los amores perdidos (la chica de Frankfurt). Sobrevivir al mundo con la vista puesta en unas tardes de sol, en la sucesión de las estaciones, en el regalo de cada amanecer… sorprenderte vivo cada dí­a, en una vida que empiezas a entender que ya no te pertenece… que nunca te perteneció. Como todos habréis adivinado estoy hablando de Hölderlin, o lo que quedó de él en sus últimos años, ¿sus años oscuros? En sus últimos poemas. Los poemas de su locura. Su escasa producción consistí­a en estos poemas, algunos fechados cien años antes de haber nacido, incompletos, despejados como un trozo de cielo y tristes como una pluma de ganso pisoteada. Poemas divinamente paganizados. No se volvió loco de amor, sino de saber. Un león nos contemplaba como si fuéramos ratones a sus pies.

Su poesí­a es la poesí­a de un hombre que ha abandonado esta tierra tan pequeña para entregarse a un vuelo hacia las estrellas, con corazón sangrante, más allá de nuestras alegrí­as y nuestras penas… “el hombre es un dios si quiere serlo”. Se habí­a entregado a la trascendencia, la contemplación, la quietud y la belleza… de lo efí­mero. Y hoy, saliente de una guardia jodida, me pregunto si ésta será la actitud, si tiene sentido alguna de las decisiones que tomé, alguna de las vidas que prolongué, si mis actos están preñados de aquella insoportable levedad del ser. Quizá una cara cabreada, ojerosa y triste no sea suficiente. Quizá el mundo no se merezca más, o quizá el mundo se merezca más besos con todo el ansí­a del que desea amar… del que desea amar.

Otorgado en su interior es a los hombres el sentido,
hacia lo mejor él ha de guiarlos,
esa es la meta, la verdadera vida,
ante la cual los años van contando más espiritualmente.”

Humanidad más elevada, “Poemas de la Locura”, Friedrich Hölderlin

…no todos los dí­as se alcanza la belleza.

Siempre vuestro, Dr. J.

Enlaces relacionados »

    [Friedrich Hölderlin en elmundolibro.com]
    [Antologí­a Poética de Friedrich Hölderlin]
     

Also read...

Comments

  1. Ediciones 29 y sus ediciones de vitalistas negativos; las montañas abisales…Leopardi,Walt W.y…Juan Cristobal Federico!!
    Me has hecho agarrar de nuevo mi pequeño libro negro de Holderlin… y me pregunta el doctor si estamos locos__________
    bbhue3 oin3 jionf jio3; acaso se afeitaban las uñas de los pies los padres del desierto o Robert Fludd., acaso hizo tal cosa?no, no lo hizo..Chalemagne Palestine mantiene una nota durante 7 horas en strumming music ; desde mi humilde posición veo a este poeta que has nombrado en sublime disolución helénica, sagradamente pagana con el Rhin, con las montañas que lloraba Messiaen, con el pathos y con la naturaleza;con la música y con el medio cartón de don simón/24h; ojalá que las uñas de los grandes hombres que cantan al fenomeno extraordinario humano sigan describiendo cosmogónicas espirales de roña; y que cada uno toque piezas minimales con el prepucio sobre un piano en nuestra habitación de carpintero;
    (pero que digamos tanto con esas putillas traidoras que son las palabras);
    es que está chachi Federico; firmo en esa camisa de fuerza:”la salchicha peleona estuvo aqui, y comprendió la grandeza de Jordi Hurtado”; que todos mis amigos superen sus pruebas de la mano de portentos así­…
    p.d:después del romanticismo llego Splenger y hoy Peter Sloterdyjk; y es que en alemania se caga duro.; gracias Dr.J por sacar a colaciónpoetasdelcopón.

  2. Me ha gustado el post Dr. J. Me ha creado cierto interés el payo este del Hölderlin.
    Salu2

  3. Desde el averno, sinceras FELICIDADES; supongo que pasando grandes (aaeehh) momentos a ésta hora, o al menos distintos y siempre preferidos a los de aquí­. Con poco más que añadir, salvo los saludos espectrales de los 90 y pico a nuestro cargo, disneicos y dementes, febriles y terminales, todos junto a la vez: que viva la agoní­a!!! (y sister morphine, obviously).
    También, desde éste discreto rincón, saludos y felecitaciones para Soyyo

  4. He de reconocer que mi sed de morbo atroz me hace añorar una buena comida rodeado de esta pandilla de Dr. Frankesteins de andar por casa. Todo esto dicho desde el cariño claro :wink:
    Salu2

  5. Creo que ni en su quietud espectral, Hölderlin hubiese reparado en un post y sus posteriores comentarios. Su tecla sigue sonando, machacando lo que no podemos ser (pero lo intentamos). Salud!.

  6. solamente quiero decir que son muy buenos poemas de locura:oops:

  7. Hola negociantes de la literatura, muertos de hambre, miserables. Existen tantas páginas cojudas que hablan de estupideces y casi nada del AEDO Friedrich Holderlin, así­ está cagado el mundo karajo, esperense conchas de sus madres que el negocio se les acabará con un bombaso en el culo y alli los quiero ver…
    Atte
    federico.

  8. federico, hijo, ni entiendo tu lenguaje, ni el sentido de tu crí­tica ni la amargura de tus palabras. creo que esto te viene un poco grande, no crees?. venga, danos un besito de buenas noches y vete a roncar cerca de la concha de tu madre… con la lucecita encendida. Y por cierto no vivimos de esto los que aquí­ escribimos, lo que nos da poder para expresar lo que nuestros santos cojones deseen. un abrazo, sin acritud.

  9. Hola que tal soy de argentina, la verdad es que me resulto sumamente interesante la vida de holderlin, es mas soy esrtudiandte de cine y me intereso tener mas conocimientos acerca de la vida del poeta, para armar un cortometraje en su honor, si alguno conoce alguna direccion web que hable de la vida de el les solicito me la hagan llegar a lolasoledad@hotmail.com agradeceria mucho
    saludos soledad

  10. Pingback: bruto » El Monje sin Habla

  11. BUENO SON LAS 3.10 AM LLEGUE DE TRABAJAR CON ESTE FRIO AL ESTE DE LOS U.S.A.EN BICICLETA,Y PENSE: A DE SER GRATO SER LOCO.POR LO QUE SE ME OCURRIO BUSCAR EN EL WEB ALGO Y,ESTOY AQUI POR DISFRUTAR ESTO DE LA LOCURA..VIVA LA VIDA.

  12. Pingback: El Monje sin Habla | bruto

  13. Es de dia en mis ojos pero la noche acobija la ciudad, el reloj tarda en decirme que es de dia. Otra noche pensando en la vida, en la castracion de mi mente, en trece años de terapia, en la tardanza por ir a la farmacia para la receta de mi razon. Temo estar al borde de mi lucidez. Temo que una noche a la voz le llegue la palabra de otra voz que viva en mi y no que no recuerdo. Temo regresar a la unidad de cuidados mentales y a un vestido de la camisa de fuerza. Temo escribir otro libro de locura y que al final no exista la lucidez, solo otro premio y otros aplausos que no curan la angustia de las noches y el vivir. Temo saber que vivire entre una pastilla de litio y un valium. Temo que un dia estas manos me bajen del arbol de la vida.

Comments are closed.