La Leyenda del Santo Bebedor

Joseph Roth

Tras recorrer las ciudades sombrí­as de los abismos, la primavera se acerca a las plazas en éxtasis báquico de juvenil ebriedad. No he sido devoto, aunque sí­ ví­ctima, de la ebriedad compulsiva, más bien me he acercado a la transustancialidad del vino por su santa sacralidad. El vino siempre ha tenido la caridad del cielo, la dulzura del averno, el poder de desandar los pasos perdidos en un solo movimiento, la capacidad de alterar la lógica de esta vida y hacerla habitable para las almas de las tierras más inhóspitas. El vino no es otra cosa que una escalera hacia los paraí­sos artificiales. El vino no crea santos, el vino en sí­ es santidad y como tal tiene el poder de la fe que mueve montañas… el problema es hacia dónde. Amo la ebriedad de los bares pero no la de las masas. Una vez conocí­ a un hombre que desayunaba una barra de pan con un whisky aguado… ese hombre tení­a el universo en la palma de su mano y nosotros no. La fiesta de la primavera deberí­a celebrarse con margaritas, la ebriedad deberí­a celebrarse con la soledad de un vaso de vino y la deformada realidad que se descubre al mirar a través de ese vaso. En granada la absenta de los lobos se bebe con azúcar y pimientos picantes.

Y para ilustrar esta reflexión, La Leyenda del Santo Bebedor, un cuento de navidad, la historia de un vagabundo que vive en los márgenes del Sena. Un dí­a se encuentra a un devoto de Santa Teresita de Lisieux que le ofrece doscientos francos a cambio de que los restituya en el cepillo de la estatua de la santa… cuando pueda. Y a pesar de su férreo sentido del honor, el pobre clochard no termina nunca de restituir su trampa. Creeréis que se emborrachará y lo olvidará… pero no, se emborrachará, eso sí­, pero nunca olvidará su misión. Se encontrará amigos que sólo trae el dinero y las copas de un bar, se enamorará de una mujer, beberá absenta hasta morir… y sólo al final, en plena agoní­a, en plena ascensión puede reparar su deuda… murmurando el nombre de la santa… una santa que conocí­a que el camino del cielo era el camino de la infancia espiritual. Nunca permitir que se me escape un pequeño sacrificio, una mirada, una palabra, aprovechando hasta los más mí­nimos actos y haciéndolos por tu amor.

Joseph Roth fue oficial del imperio austrohúngaro en la primera guerra mundial, periodista, novelista y sobre todo un gran bebedor. Roth abandonó la Alemania fascista en 1933, y escogió Parí­s como destino. Vivió en buhardillas de hoteles, y agobiado por cuestiones de dinero, siguió el camino del olvido entre vapores de absenta. Al final de su vida abrazó al cristianismo con fervor, aunque nunca despreció su pasado de judí­o ucraniano y errante. Murió en 1939 y sus restos mortales fueron sepultados en Thiais, en el cementerio de los pobres. En ese tablero de sepulcros hay dos nombres que en su momento evocaron con fuerza el desespero de las letras que conocieron la guerra y el desarraigo judí­o: Paul Celan y Joseph Roth.

Denos Dios a todos nosotros, bebedores, tan liviana y hermosa muerte.”

“La leyenda del Santo Bebedor”, J. Roth

Siempre vuestro, Dr. J.

Enlaces relacionados »

    [Breve biografí­a de J. Roth | epdlp.com]
    [Joseph Roth Online]
    [josephroth.de]
    [El cementerio de los pobres | PalabrasMalditas.net]
    [Descargar el libro en formato pdf]
     

22 Comments

  1. bueno, sobre los borracherismos de huevos colgando prefiero añadir algo con conocimiento de causa tras acudir el jueves santo a la profesión de nuestro padre Genarí­n, una suerte de patagnóstica demostración esperpéntica que ocurre cada año en león en semana santa; la siniestra(sencilla digamos) semana santa de león se cruza en varios puntos con la profesión de los borrachos (una panda numerosa de borrachos hijos de puta que profesionan a partir de las 12 de la noche en honor a Genarí­n, borracho atropellado por un camión de la basura)
    vuestro simpático escrotolito acude como enviado especial de los bruitistas; si me acuerdo de algo lo escribo, yo juro. 😯

  2. es fácil imaginarnos cambiar el mundo rodeados de botellas vací­as, dejando todas las botellas vací­as como Ozenfant. pero debemos gobernar con seriedad los timones de nuestra humana existencia… adentrarse en los abismos del alcohol es muchas veces una senda sin retorno… nos vemos en la mula hasta el culo de cerveza.

  3. ¡Litros de acohol, corren por mis venaaas, mujer, no tengo problemas de amooor, lo que me pasa es que estoy loco por… FLIPAAAAARRRRRR!!!… (Ramoncí­n dixit).

  4. cyranobix, creo que el rey del pollo frito estaba un poco alejado desde su urna al estilo velvet de nuestro querido y borracho Roth. un tipo que bebió hasta morir, que comprendió el desarraigo, que vivió su vida con honestidad… como ves poco tiene que ver Roth con ese Ramoncí­n de medio pelo tertuliano de telecinco que habla como el que está de vuelta de todo, cuando lo que pasa es que no ha podido salir de sí­ mismo. mi comentario giraba en torno a los grandes bebedores, a la ebriedad como concepto e inmanencia, no estoy hablando de borracheras pueriles para meterles mano a las mozuelas del pueblo. Hay que leer más a Roth y escuchar menos a Ramoncí­n.

  5. Regreso de contemplar uno de los ejemplos más bonicos de patagnosia y esperpento español; leon, patria de la kabalah, alberga el jueves santo una profesión cargada de tintes carnavalescos y no poco humor negro; se homenajea, sobre el papel, a Genaro Blanco Blanco, expósito hijo de León, que dedicó su vida a vender pellejos de conejos, pelar naranjas con una descomunal navaja(regalo de su primo que estuvo en la cárcel en albacete), fornicar prostitutas en el barrio de san lorenzo, e ingerir de 4 a 6 litros de orujo al dia; muerto el jueves santo del año 29, aplastado su craneo por el camión de la limpieza; a partir de ahí­, un culto por cofradia patagnóstica, que celebra profesión a genarí­n; cuando llego a león me encuentro un conjunto de 5000 personas borrachas, esperándo las 12 de la noche en la plaza de san martí­n; allí­ cena la cofradí­a a base de orujo y orujo; tipos con capa aparecen y leen ristras de loas a don genaro, entre los vitores de la ebria multitud; a partir de ahí­ se profesiona por las calles de león con la imagen de genaro,graciosa imagen, hasta el lugar de su muerte;todo ello entre una turba de personas muy borrachas; incluye discurso con loa a la ebriedad más kamikaze en la catedral de león, ciudad castellana de circunspecta semana santa(yo me pregunto : que pollas es esto?); el nacional catolicismo luchó contra esta profesión, hoy es ya casi un reclamo prublicitario;
    creo que era un bonito reclamo a tu post, dr jota; te lo dedico

  6. por cierto, el otro dia en la cola de fnac, comprando entradas para la mula para varios bruitistas, me tocó el la hija adolescente de ramón(antes ramoncí­n); estas niñas salí­an en la gran pelí­cula de enrique y ana(cacaculopedopis, do yu remember?); en cuanto al padre, bueno, la clase de tipo que ves por la calle y piensas:”cucha que cara de zampabollos que tiene ese gañán”.

  7. me encuentro entre efluvios febriles que espero no impidan nuestra cita con la mula… y en estas me das el parte más fascinante de una auténtica semana de pasión. me ha recordado a los procesiones de mi pueblo, cuando zarandeaban borrachos el trono de la virgen al ritmo de: aaay, macarena. pero nada que ver. El norte e España permanece enraizado en las pasiones atávicas del hombre, y entre ellas la ebriedad. en el norte todo se hace un poco más, en el sur lo sabemos torear con arte, pero en el norte, si hay que beber se bebe… y si hay que adorar a un santo bebedor, pues se adora. VIVA SAN GENARO, ojalá Ratzinguer lo admita en su lista de fieles por santificar. todo un trabajo de campo, escrotolitum, espero que supieras estar a la altura de las circunstancias, si sabes lo que te quiero decir. un abrazo… y gracias.

  8. “Y antes de ser declamadas para gloria de este mundo,
    Siguiéndote en tus costumbres, pues nunca ganasteis lujos,
    Bebamos a tu memoria una copina de orujo,
    Que fue lo que más chupaste antes de ser difunto.”
    creo que estas son las palabras con las que termina tan particular procesión, de tan peculiar personaje, que murió haciendo sus necesidades en plena calle atropellado, y que tuvo sus evangelistas y se le han atribuido algunos milagros y cuenta con fieles que le siguen cada dí­a más.

  9. exacto; hay un libro de llamazares llamado “evangelio apócrifo de genarí­n, último heterodoxo español”; muy gracioso, por lo demás, el libro.
    efectivamente, en el páramo se bebe hasta la caida al suelo, nada de circunloquios y vagatelas, directo al coma, certifico

  10. Llamar santo a Genaro es algo atrevido. No veo implicación de que por ser milagroso (doy fe) haya pues de ser santo. Ruego consulte la bien documentada referencia propuesta por nuestro escrotolito favorito o sí­rvase de consultar la versión gañán en http://genarin.net.

    Hermanos en Genarí­n, tómesen un copetí­n a su salud.

  11. verás Tampoco, el camino de la santidad tiene sus requisitos y uno de ellos es haber realizado milagros, bien en vida o bien por intercesión suya. estos milagros no siempre son actos extraordianrios, pero deben ser admitidos por el pueblo y refrendados por la Iglesia. aquí­ tienes la relación, del camino de la santidad se ha de hablar en otro momento. te recomiendo que leas la vida de alguno.

  12. primero, donde cojones habeis sacado que la ciudad de leon es castellana, la ciudad de leon es leonesa de toda la vida, para eso hubo un reino de leon y despues un pais leones, y mas pronto que tarde conseguiremos la ansiada autonomia del pais o reino leones,.
    segundo, donde habeis sacado que genarin tenia una navaja de albacete
    tercero, a los cuatro milagros de gerarin hay que añadirle un quinto, osease cuando zp (que dice que es leones en leon y pucelano en pucela) gano las elecciones contra todo pronostico, en estas secuencias se dice intervino genarin

  13. Ningún santo ha hecho un milagro con tantos espectadores, concretamente varios miles. Sucedió en el año 27 de su Era (1956 para los cristianos) en el estadio Antonio Amilivia durante un partido entre la Cultural leonesa y el Hercules de Alicante. Previamente los 4 evangelistas y algunos cofrades rociaron las porterias con orujo e hicieron su invocación. A pesar de ello el partido empezó mal para los locales sin aparente intervención genariana.
    Hasta que a Paco Perez Herrero, evangelista fundador de la Cofradí­a se le ocurrió la solución. Elevando su mirada al cielo gritó algo así­ como: Genarí­n, mecagüen la puta o nos ayudas o no te volvemos a llevar orujo a la muralla.
    Cuentan las crónicas que en ese momento el cielo se oscureció, un relámpago cruzó por encima del campo y un balón que iba directo a la porterí­a leonesa hizo misteriosamente un giro de 180 grados y fué a clavarse en la puerta de los visitantes que en su desconcierto no dieron pie con bola en el resto del partido. Resultado final: 3 a 1. Ni que decir tiene que al partido siguió una ofrenda masiva al Santo en el lugar de su muerte.
    Y este ha sido solo uno de los 4 milagros admitidos hasta hoy por la Cofradí­a, que es quien tiene la ultima palabra en estos temas.
    El que tenga oidos para oir que escuche.

  14. Free León
    Free Purullena
    Freee Navalcarnero
    Free la punta de mi cipote
    La navaja de San genarí­n era de Albacete, y lo pone en la sagrada escritura de Llamazares
    No y No, es intolerable esta profanación

  15. Hola, alquin puede ayudarme, necesitpo la pelicula para descargar de donde lo puedo hacer, les sere eternamente gardecido, la necesito para informacion publiva

Comments are closed.